Reencuentros de Almas Afines

No Gravatar

 

reencuentros-vidas-pasadas

Cuentos y reencuentros de vidas pasadas

Almas Afines

“Yo te amo pero no estoy enamorada de ti. Te amo por la conexión que hay en nuestro corazón, por el respeto, por la admiración que te tengo, por la confianza y por el cariño. Me gustas mucho por fuera y por dentro. Me gustan tus besos y tus abrazos.  Amo esa parte tuya que encontré en los registros del tiempo. Amo lo que fuimos y lo que somos hoy. Amo haberte vuelto a encontrar, que podamos seguir compartiéndonos, que te pueda volver a tomar del brazo y que me sigas enseñando a abrazar con el corazón.

Tu espíritu eligió para esta vida a otra mujer,  una mujer perfecta para ti, una con quien tienes pendiente algo por vivir, una que aun no conoces y esa no soy yo, yo ya he vivido y he disfrutado contigo antes, muy atrás.

Mi espíritu también ha elegido a alguien para mi, igualmente para vivir algo nuevo. Así que somos dos almas afines, caminamos juntos en amor y en paz y lo lindo  que hemos construido con los siglos, sigue grabado en el alma; amor y paz para siempre entre tu y yo.

Y en el tiempo presente, cada uno debe prepararse y sanarse para ese futuro soñado, de la mejor forma que podamos hacerlo. Somos amor incondicional, mas allá de la piel. Así que antes fuimos pareja, pero hoy nos reencontramos para sanarnos y continuar como amigos del alma, solo eso, por que nuestro tiempo ya pasó, por eso las ganas nos las aguantamos, por amor a lo que somos y por respeto a lo que ya no somos. Sin dolor y en amor te dejo caminar tu rumbo para dejar entrar lo que viene para nuestras vidas.”

Si las almas afines persisten en quedarse unidas aun cuando ya no corresponde, pueden quedar atrapadas en el dolor y convertir el amor en una relación karmática, no por el amor, si no por el apego, la dependencia y el miedo. Por ello toda pareja debe saber cuando soltarse antes de comenzar a generarse dolor, debemos estar atentos para saber cuando nuestro tiempo como pareja terminó. Aunque la mente no pueda creerlo, el corazón lo presiente y lo sabe.

María Paula Vélez

Puedes compartir este texto, respetando el autor y sin modificar partes del mismo. Copyright

Comparte este mensaje:
  • Print
  • Digg
  • StumbleUpon
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Yahoo! Buzz
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • BarraPunto
  • email
  • Live
  • RSS
  • Technorati