Enséñale a tus hijos a DAR

No Gravatar

Enséñales a tus hijos a DAR

Dar amor, afecto, tiempo, dar momentos de alegría, dar ayuda, Agradecer y Compartir.

Algo que pocas veces contemplamos en la educación de nuestros niños es enseñarles a dar, compartir y a pensar en equipo.

A veces reforzamos el compartir mas como algo ocasional cuando los niños se niegan a compartir juguetes o dulces con sus hermanos o invitados, pero no lo tenemos como una prioridad y mucho menos tenemos claro como hacerlo.

Un niño que no aprendió a dar es posiblemente un adulto, que se vence fácilmente, que se cree incapaz, busca solo su beneficio en cada situación, que delega sus responsabilidades y que difícilmente se pone en el lugar de los demás.

Un niño que sabe dar y compartir:

  • Es sensible a las necesidades de los demás, las entiende.
  • Es solidario y esta dispuesto a ayudarle a los demás, cuando se lo piden y aun cuando no se lo piden
  • No piensa solo de forma individual, sino que también piensa en el bienestar de su familia y de los equipos a los que pertenece  y emprende actividades en pro de todos. No piensa yo que gano acá, sino como nos beneficiamos todos de esta situación.

¿Cuándo estamos formando niños egoístas y futuros adultos egoístas?

Cuando solo les damos y no les pedimos nada a cambio, ni en respeto, ni en algún detalle en fechas especiales, ni en trabajo en equipo en el hogar…recuerda “si todos ponemos, todos ganamos”.

Los niños reciben amor, regalos, fiestas, paseos, clases extracurriculares, sus comidas preferidas, y todo tipo de atenciones, pero estas actividades no le enseñan a dar sino a recibir.

¿Como enseñarles a dar?

Existen simples actividades que si se practican de forma permanente y se incluyen como algo indispensable dentro de la educación del los niños (no esporádico) van a ver resultados a corto plazo…

10 tips claves:

 

1. Colaboración con los deberes de la casa.

No como un castigo, ni con regaños, sino con la conciencia de que este hogar es responsabilidad de todos y todos ayudamos en su adecuado funcionamiento, aun cuando cuenten con empleada doméstica. No basta con que el niño ayude en organizar sus cosas personales, es necesario que aporte en aquellas actividades que son comunes. No importa la edad, todos pueden ayudar, lo importante es que ellos vayan generando conciencia de equipo.

 

Elija tareas simples que sean acordes con su edad e inclúyalas dentro las rutinas diarias. Algunas podrían ser:

  • Sacar la basura
  • Llevar de paseo al perro
  • Poner la mesa
  • Reciclar
  • La preparación de los alimentos
  • Economizar agua
  • Ayudar a lavar el carro
  • Apagar las luces
  • Lavar los platos
  • Participar en las compras
  • Hacer la lista del mercado
  • Lavar la ducha mientras se bañan, etc.

Si usted nunca les ha pedido esta colaboración a sus hijos, seguramente cuando lo haga por primera vez va a encontrar algunas caras largas, sin embargo si es firme y claro en que la familia es un equipo y en que la ayuda es constante, al poco tiempo el niño se va a acostumbrar.

Alabe sus avances y agradezca su colaboración, es importante que esta ayuda no se convierta en un motivo de pelea para padres e hijos y que el exceso de perfeccionismo de los padres frustre el intento de colaboración de los niños. Si es algo divertido o por lo menos tranquilo, va a ser más fácil.


2. Invítelo y acompáñalo a realizar actividades donde el agradezca o celebre las fechas especiales de sus seres queridos.

Que sea el mismo quien realice algo con sus manos, prepare un desayuno, dibuje o escriba una carta para regalar en un cumpleaños, navidad, día del padre, de la madre o en cualquier otro acontecimiento. No importa cual sea la actividad, lo importante es que sea un detalle hecho con sus propias manos, esto vale mas que darle el dinero o comprarle un regalo para dar a otros. No hay que hacer la tarea por el niño, facilitándole siempre las cosas. Es bueno que se esfuerce y que vea los frutos de su esfuerzo en la sonrisa y la alegría de quien recibe tan original obsequio.

3. Si su hijo le ofrece ayuda, recíbasela.

Si le dice que no, seguramente la próxima vez no se va a ofrecer. No importa que usted no necesite la ayuda, lo que importa es que el niño esta participando y aprendiendo a DAR y usted como padre aprenda también a RECIBIR.

4. Enséñeles a sus hijos a regalar aquellas cosas que ya no necesitan para compartirlas con otros.

Juguetes, ropa, libros. No le enseñe a acumular cosas innecesarias o que ya no use, permita que la energía circule, quedándose con lo que realmente disfruta y permitiendo que otros mas necesitados disfruten de estos elementos. Seguramente al sacar lo viejo entraran cosas nuevas.

5. Lleve a sus hijos a fundaciones, o lugares donde puedan donar un regalo o realizar alguna actividad social.

Muéstreles como viven otras personas y lo agradecidas que están al recibir el obsequio o una muestra de cariño. Participar en cualquier tipo de obra social o ecológica, sacará a sus hijos de la burbuja de cristal en la que a veces viven y les enseñará a ser adultos responsables por su vida y por su planeta.


6. Exíjales un trato respetuoso y digno con todos los seres humanos y Empiece por el ejemplo.

Muchos niños con una vida abundante, acostumbrados a ser servidos por otros, no tienen la sensibilidad, ni el ejemplo, ni consecuencias por tratar mal a otros. En muchos países  Empleadas domesticas, mayordomos, conductores, son tratados todavía como esclavos por los niños sin corrección alguna; en algunos casos por que es el trato que los padres le dan a estos colaboradores, pero en otros es por falta de una consecuencia.  El niño trata mal a alguien y no pasa nada. Cierto día tuve la oportunidad de viajar en la ruta de transporte del colegio de mi hijo y observé como niño por niño se iban bajando del transporte escolar y ninguno de ellos dijo “Gracias” o “hasta mañana” y lo mas impactante de todo es que ni para  los transportadores del colegio, ni para los profesores del colegio que acompañaban parecía importarles. Los adultos culpan a los niños: “es que ellos son niños y los niños son muy maleducados”, pero realmente ¿alguien le ha enseñado a los niños? ¿Ha habido algún tipo de consecuencia por la falta de educación o de respeto con la labor de servicio que nos prestan algunas personas? Tal vez la respuesta es NO, o si hubo algún intento de enseñarles, se rindieron.


Chistes racistas, burlándose o despreciando a otros seres humanos son también un ejemplo o mas bien un mal ejemplo de faltarle el respeto a cualquier ser humano. Así que enséñele a los niños a darle un trato digno a todos, a respetar todas las creencias religiosas o políticas y usted como padre o maestro demuéstreles con el ejemplo como se hace, sin dejar pasar por alto un maltrato o descortesía con otro.


7. Enséñeles el valor del dinero y lo que cuesta conseguirlo.

Los hijos deben conocer de forma muy general los gastos de la casa, aquello que debemos pagar cada mes, cuando deben trabajar los padres para llevarlos de vacaciones o cuanto se han tenido que esforzar por sacar adelante su empresa. La idea no es atemorizarlos, ni hacerlos sentir culpables, la idea es contarles las grandes aventuras por las que los padres han pasado para llegar donde están. O como llegaron al empleo que ahora tienen, los estudios que han realizado y las noches de trasnocho estudiando para pasar los exámenes.

No le de un regalo tras otro, permita que disfrute el primero y lo valore. No le de todo lo que le pida de forma inmediata observe si realmente lo desea y cuanto esta dispuesto a valorarlo. Y enséñeles a ahorrar para que sea el mismo quien se compre lo que desea y que observe cuanto tardó en conseguirlo.

8. No haga todo por ellos, los niños siempre nos están “midiendo el aceite” a los adultos.

Con sus miradas tiernas o sus pataletas ellos van a intentar que los padres sean quienes hagan todo lo que ellos no desean hacer, no se rinda y entrégueles responsabilidades. Enseñe como hacer las cosas pero la siguiente vez permita que ellos intenten, aunque se equivoquen las primeras veces. Muchos padres evitan que los niños ayuden por que es mas grande el desastre que hacen, sin embargo cuando se les da tiempo y se les permite practicar, poco a poco van mejorando y la enseñanza va a quedar grabada para siempre. También permítales tomar iniciativa en sus decisiones si piensa por ellos, van a parar de esforzarse. Escuche sus ideas y téngalas en cuenta.

9. Limite las horas de TV y video juegos de los niños en semana y los fines de semana para que compartan con otros seres humanos.

Un niño que apaga la televisión sale de su cuarto, busca otras actividades que realizar, se vuelve creativo y recupera su capacidad de explorar y descubrir el mundo compartiendo con otros.  Además Violencia de la mayoría de los  video juegos manda un mensaje permanente a la mente de los niños: “Destruir y matar”, contrario al mensaje que queremos enseñarles sobre el trabajo en equipo y el compartir.


10. Si un niño hace un daño debe participar en el arreglo de este de alguna manera.

Sin necesidad de drama o de generar culpa en él. Cuando hay un accidente en el hogar es importante que el niño ayude en su arreglo, se disculpe si es necesario y que finalmente entienda las consecuencias de sus actos o como estos pueden afectar a otros. Los accidentes son algo natural y  nos ocurren a todos pero siempre es necesario reparar el daño y que ellos sean conscientes de esto les enseña también a ponerse en el lugar de los demás.

Recuerda:

  • Enseñe primero
  • Sea paciente con los resultados
  • No se deje manipular con las malas caras
  • Reconozca y alabe lo bueno
  • Sea constante
  • El trabajo en equipo no es un castigo
  • Evite el Drama
  • No genere culpa
  • Hágalo divertido

© 2010, www.mariapaulavelez.com. Derechos reservados. Son libres de copiar, distribuir, utilizar y reproducir este trabajo bajo las siguientes condiciones: Deben conceder su crédito al autor, no usarlo con propósitos comerciales, y no pueden alterarlo, transformarlo ni basarse en él. Para cualquier reutilización o distribución, deben establecer claramente a los demás los términos de la licencia de este trabajo. Cualquiera de estas condiciones puede ser modificada con permiso del propietario del copyright. Cualquier otro propósito de uso debe ser previamente autorizado por el autor.

Comparte este mensaje:
  • Print
  • Digg
  • StumbleUpon
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Yahoo! Buzz
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • BarraPunto
  • email
  • Live
  • RSS
  • Technorati

Agregue un comentario