Mi Novio (a) me ha dejado

Esther y Jerry Hicks Canalizando a Abraham

Libro: El increíble poder de las emociones

www.abraham-hicks.com.

Capitulo 29: Mi novio (a) me ha dejado

Ejemplo: «Mi novio, con quien he estado viviendo los dos últimos años, se ha marchado. No estábamos de acuerdo en todo y nos peleábamos por algunas cosas, pero no era nada serio. Pensaba que no nos iba tan mal, y ahora no puedo creer que ya no quiera que sigamos juntos. Me ha jurado que no se va con nadie, pero ¿cómo puedes estar supuestamente amando a alguien y de pronto desaparece sin razón alguna?»

La mayoría de las personas quieren creer que una relación mediocre es mejor que ninguna, pero nosotros no estamos de acuerdo*. Es decir, puesto que el potencial de una relación fabulosa está siempre presente, nunca os animamos a que os conforméis con menos.

Recuerda que tu estado de ánimo es la mezcla de vibraciones que se producen en tu interior, y que no hay dos personas que sientan lo mismo respecto a cualquier cosa. Es posible que dos personas compartan lo que parece ser una misma experiencia, pero una la está disfrutando mientras la otra no, debido a su combinación exclusiva de vibraciones. En lugar de intentar adivinar qué es lo que desea la otra persona y de poner tu energía en satisfacer los deseos de otro, para ti es mucho más productivo y satisfactorio dirigir tus pensamientos hacia las cosas que tú deseas.

Cualquier cosa que estés viviendo provoca que realices aportaciones regulares en tu cuenta del Depósito Vibratorio, de modo que cada vez que te suceda algo que no deseas envías una petición de lo que prefieres. Así que, por ejemplo, ahora que tu novio se ha marchado de tu vida, tu petición de que aparezca alguien que quiera estar contigo ha sido remitida de una forma más clara y firme que antes.

Muchas de tus experiencias en esta vida han hecho que hicieras peticiones, y de ese modo has creado una gran relación que te está esperando en tu Depósito Vibratorio y que te está llamando para que consigas su plenitud. A medida que vas encontrando más pensamientos a favor de la corriente, te acercas a la realización de tus deseos. Pero hoy que tu corazón está roto vas contra la Corriente y no te permites acercarte a la relación que te está esperando.

Las personas suelen sorprenderse cuando les decimos que todas las cosas malas que les han sucedido en una relación forman parte de la razón por la que ahora les espera otra magnífica. Sin embargo, si continúan dándole vueltas a esas cosas negativas, seguirán privándose del descubrimiento de esa maravillosa creación.

Algunas personas te dirían que, aunque te parezca que el otro ha tomado la decisión de marcharse de repente, seguramente debió haber algún signo de que vuestra relación se estaba rompiendo y tú no te diste cuenta, que si hubieras estado más sintonizada con tu novio, habrías podido cambiar las cosas (en caso de haberlas descubierto en una fase más temprana).

Pero estamos muy contentos de que no lo vieras venir, porque eso significa que no estabas obsesionada por encontrar problemas. Y también te podemos decir que principalmente estabas centrada en los aspectos positivos de vuestra relación.

Pregunta: «Y entonces, si estaba centrada principalmente en pensamientos positivos, ¿por qué me ha dejado?»

Queremos que entiendas esto, porque es muy importante: cuando te sientes bien la mayor parte del tiempo, todas las cosas se disponen de tal modo que pueden proporcionarte tu satisfacción total. En otras palabras, tu vida, con sus altibajos, ha hecho que crearas un Depósito Vibratorio para una maravillosa experiencia de vida en el futuro, y estás siendo atraída hacia ella. Cuando te sientes bien, ese maravilloso futuro está en proceso de abrirse camino hacia ti y tú hacia él. Dicho de un modo más sencillo: todo aquel que sale de tu experiencia, por la razón que sea, no formaba parte del maravilloso futuro que te está esperando en tu Depósito Vibratorio.

A continuación tienes algo más que te parecerá fascinante: pongamos que hubieras estado observando atentamente a tu novio por tu deseo de complacerle de todas las maneras posibles, y te has dado cuenta de que empieza a ser infeliz y que ya no está del todo satisfecho con vuestra relación. Entonces, al ver su infelicidad, empiezas a preocuparte e intentas hacerle feliz por todos los medios.

Lo que queremos que entiendas es que centrarte en su infelicidad ha provocado la tuya, y ya no estás en la misma frecuencia que tus propios deseos. Así que ahora vas a contracorriente, en lugar de ir a favor de la corriente… Te has igualado a él en su infelicidad, no has mantenido tus verdaderos deseos, y en esta situación probablemente le retendrás más tiempo en tu experiencia. Al centrarte en la infelicidad de tu novio —y en tu intento de modificar las condiciones para conducirle a una situación más feliz. —, en realidad estás consiguiendo desconectarte de quien-eres-realmente y de lo que deseas. Le has tranquilizado, y por eso se queda más tiempo… y muchos pensarán que es un éxito. Pero visto desde la totalidad, lo que ha sucedido es que te has esforzado por complacerle a él en lugar de a ti misma. Bajo esas condiciones, serás tú la que con el tiempo querrá marcharse.

Al no ser consciente de su malestar y al haber seguido centrándote en los aspectos positivos de vuestra relación, has sido fiel a tu verdadera visión de la misma, y puesto que es él quien no coincide con ella, se marcha. Y, amiga (o), te podemos asegurar que eso no es tan malo… Cuando sistemáticamente te sientes bien, aun cuando se cabreen los que tienes cerca —e incluso te abandonen—, lo que realmente deseas acaba encontrándote.

Ahora será más difícil, pero del mismo modo que no dejaste que su abandono te afectara, la relación que has estado confeccionando todo este tiempo llegará a tu vida. Entonces deberás hacer el mismo trabajo: buscar los aspectos positivos. No te ahogues en el drama de otro.

No cambies para complacer a otro, en un intento distorsionado de resolver su falta de sintonización. Es mejor dejar que las cosas que no coinciden con tu experiencia salvan de tu vida, El sufrimiento que sientes es polifacético, puesto que afecta a muchas cosas que te interesan. No sólo no te sientes querida cuando lo que quieres es amor, sino que te sientes insegura cuando lo que quieres es seguridad, y te sientes abandonada cuando quieres que te adoren. Entendemos que no es fácil encontrar sentimientos positivos cuando ha pasado tan poco tiempo desde que se ha marchado tu pareja, pero aun así ésa ha de ser tu principal intención.

La Ley de la Atracción te ofrece las circunstancias, acontecimientos y personas que coinciden con tu vibración. Por lo tanto, si eliges de forma deliberada tu vibración — especialmente la que coincide con tu Depósito Vibratorio—, aparecerá en tu vida alguien a quien consideras la pareja perfecta. Por el contrario, si no sintonizas con el amante que deseas, atraerás a personas que coincidan con tus sentimientos actuales, y si te sientes abandonada, sólo podrás atraer a alguien que haga lo mismo.

Con menos tiempo y esfuerzo del que piensas puedes sintonizar con tu idea de una relación perfecta, y llegará un día, no muy lejano, en el que volverás a ver a ese novio que te abandonó, y le estarás agradecida por la gran ayuda que te dio para crear a tu pareja perfecta. Puede que quieras escribirle una carta como ésta:

Gracias por romperme el corazón y, en ese proceso, ayudarme a aclarar lo que realmente anhelo. Gracias por la dolorosa experiencia de dar a luz cohetes de deseo tan poderosos que, cuando giré en la dirección de ese deseo, fui rápidamente transportada hacia esta maravillosa relación. Deseo que tu relación conmigo te haya proporcionado los mismos beneficios extraordinarios que a mí.

Muchas personas hacen grandes esfuerzos para que las cosas les funcionen. Pero queremos que entiendas que, cuando actúas para sintonizar con tu Yo —en lugar de sintonizar con lo que desea otra persona—, el Universo te aporta lo que buscas. Basta con que sintonices y te mantengas en ese estado, y el Universo te traerá las parejas que estén en tu misma frecuencia. Es la Ley.

Empieza donde estás y busca pensamientos que te ayuden a sentirte mejor:

Estoy en un estado de choque y depresión; no sé qué hacer.

No puedo creer que me haya sucedido esto, pensaba que él era el hombre de mi vida.

¿Por qué me ha engañado de ese modo?

¿Por qué fingía querer estar toda la vida conmigo?

Ahora observa si puedes avanzar desde tu sentimiento de impotencia. Busca algo que al menos te ayude a sentirte como si te levantaras de la cama:

Es la última vez que me sucede esto.

No me merezco que me traten así.

Estoy contenta de que se haya marchado, porque es evidente que no es quien yo pensaba.

Aunque estos pensamientos sigan siendo negativos, te proporcionan algo de consuelo. Sigue:

Está claro que no estábamos hechos el uno para el otro. No vale la pena perder el tiempo pensando en eso.

Esta situación ha sido muy esclarecedora para mí. He aprendido mucho en muy poco tiempo.

Si miro atrás, me doy cuenta de que a veces lo presentía.

En aquellos momentos no quería verlo, pero ahora me doy cuenta de que se iba a producir.

No lamento que haya pasado esto.

No ha pasado nada terrible.

No es negativo dame cuenta de que lo que realmente quiero está en otra parte.

Esta relación me ha ayudado a definir con mayor claridad lo que soy y ¡o que estoy buscando.

Me siento con una energía renovada respecto a las relaciones.

Me voy a tomar mi tiempo para seguir avanzando.

No tengo ninguna prisa en encontrar a alguien. De hecho, me apetece darme un respiro.

Es curioso, pero estoy deseando ver qué es lo que viene después.

Sé que lo que ha de venir será mejor gracias a esta relación.

Algún día puede que le dé las gracias por ayudarme a aclarar lo que quiero.

No obstante, todavía no ha llegado ese día. Bueno, puede que en parte sí.

Has de reconocer que te sientes mejor. Y ése es tu único objetivo. Si continúas sintiéndote bien, ¡llegará todo lo que deseas!

* Nota: Con Nosotros se refiere a los Maestros de Luz, ángeles y en General a los Amigos no humanos del mundo espiritual.